Obama: “No tenemos que elegir entre protestar y hacer política. Podemos hacer ambos”

El ex presidente de Estados Unidos apoyó las manifestaciones en todo el país a partir del asesinato de George Floyd y las calificó de “valientes” e “inspiradoras” para producir un cambio real.

El ex presidente de Estados Unidos Barack Obama destacó como “valientes” e “inspiradoras” las protestas que se realizan en todo el país a raíz del asesinato en manos de la policía en Minneapolis de George Floyd, y se manifestó confiado en que sean la base de un “cambio real” en el ámbito policial y en el político.

El ex presidente demócrata, aseguró en una declaración que reproduce Europa Press que las movilizaciones de los últimos seis días evidencian una frustración “auténtica y legítima” tras “décadas” de malas praxis en la administración.

“Merecen nuestro respeto y apoyo, no (una) condena”, aseguró.

Para Obama, “la pequeña minoría” que recurre a la violencia, “sea por enfado o por mero oportunismo”, pone en riesgo a la población y desvía la atención de la “causa mayor” que hay detrás de las protestas.

“Si queremos que nuestro sistema judicial y la sociedad en su conjunto se comporte de una forma más ética, nosotros mismos tenemos que ser un modelo”, agregó.

El ex mandatario cuestionó por otra parte que “solo las protestas y la acción directa pueda llevar al cambio” en Estados Unidos y que la participación en procesos electorales como el de noviembre sean “una pérdida de tiempo”, porque, interpretó, cualquier aspiración social requiere de su réplica en “leyes y prácticas institucionales concretas”.

Esto, “en democracia, solo ocurre cuando los gobernantes responden a nuestras demandas”, lo que empieza a juicio de Obama por los niveles locales y estatales, ya que de ellos depende en gran parte las reformas que requerirían las fuerzas de seguridad.

El primer presidente negro de la historia de Estados Unidos reconoció que es necesario que a nivel federal cargos como el presidente “reconozcan el papel corrosivo que ejerce el racismo en la sociedad”, pero afirmó que con eso no alcanza.

“Son los alcaldes y los directivos de cada condado los que designan a la mayoría de mandos policiales y negocian los acuerdos colectivos con los sindicatos de Policía. Son los fiscales de distrito y los del estado los que deciden si investigan o no y si imputan a los implicados en malas prácticas policiales”, agregó.

En este sentido, Obama lamentó el bajo nivel de participación en las elecciones locales, “especialmente entre gente joven”, por lo que ha apelado a la participación ciudadana a todos los niveles.

“Si queremos el cambio real no tenemos que elegir entre protestar y hacer política. Podemos hacer ambos”, propuso

Fuente: FILO