Fase tres podría durar seis semanas: UdeG

Se espera que la parte crítica de la epidemia de COVID-19 pueda estar localizada entre el 5 y el 15 de mayo

La fase tres de la epidemia por coronavirus inició en México el pasado 21 de abril y con ella una serie de retos, cómo evitar saturar hospitales y unidades de cuidados intensivos, disminuir el número de fallecimientos y, fortalecer medidas de contención y mitigación en la población.

Respecto a esta etapa, Héctor Pérez Gómez integrante de la Sala de Situación de la Universidad de Guadalajara (UdeG) detalló que se estima la duración de la etapa sea de seis semanas y se espera que la parte crítica de la epidemia pueda estar localizada entre el 5 y el 15 de mayo.

Pérez Gómez destacó la importancia de que se realicen a nivel nacional un número mayor de pruebas de laboratorio como ya ocurre en Jalisco, para aislar oportunamente a las personas portadoras como una medida de mitigación.

El especialista reconoció que durante esta fase, los casos confirmados pueden duplicarse cada cuatro o cinco días y comentó que dicha etapa es definida por la Organización Mundial de la Salud como la etapa en donde los casos se cuentan por miles y se tratan de casos comunitarios, en los que no se puede identificar con claridad dónde se provocó el contagio.

Enfatizó que un punto clave para evitar el fallecimiento de portadores de COVID-19 será “lograr detectar oportunamente los casos que van a tener un comportamiento grave, que se actúe médicamente de forma rápida en los pacientes para evitar que evoluciones a las fases críticas de la enfermedad”.

Finalmente comentó que un desafío futuro será la obtención de fármacos y protocolos que sean avalados para combatir el COVID-19, pues “luego ocurre que esos fármacos tardan mucho tiempo en estar disponibles en todo el mundo, porque se retrasan en su autorización por parte de agencias regulatorias, se retrasan en la producción a gran escala y su distribución, y también se necesita que no haya especulación farmacéutica”.

Fuente: Informador