¿Cuáles son las nuevas medidas que aplicarán en Fase 3 por COVID-19?

Hugo López-Gatell destacó que no puede haber medidas menos rigurosas en ninguna entidad federativa durante este periodo

Las medidas de sana distancia durante la Fase 3 de la epidemia por COVID-19 serán las mismas, es decir, que se deben suspender de manera temporal todas las actividades no esenciales de los sectores público, privado y social.

En conferencia de prensa, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud destacó que no puede haber medidas menos rigurosas en ninguna entidad federativa y se debe mantener la disminución de la movilidad social.

Disminuir la movilidad en Fase 3

“Las medidas son las mismas, lo que sobre ayer se tomó decisiones en el Consejo de Salubridad General fue en dejar muy claras las atribuciones de la autoridad sanitaria federal, que todo mundo sabe está encabezada por el Presidente, la Secretaría de salud y los sistemas de salud estatales. No puede haber medidas menos rigurosas, el objetivo es disminuir la movilidad con base en lo dispuesto por la autoridad federal y las autoridades estatales tienen la obligación de hacerlas cumplir”, dijo.

Resaltó que si algún estado cuenta con la posibilidad de disponer medidas adicionales para hacer más efectivo el cumplimiento de las medidas de mitigación sin afectar los derechos humanos, puede hacerlo.

Esto está escrito en el acuerdo publicado el 31 de marzo, es competencia de las autoridades estatales el replanteamiento del marco normativo para que las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia se cumplan y la extensión hasta el 30 de mayo con la excepción de aquellos municipios que logren un buen control y que podrían reinstalar actividades el 18 de mayo”.

Suspensión de actividades laborales, escolares y sociales

Recordó que los mecanismos de distanciamiento social consisten en la suspensión temporal de toda actividad laboral no esencial en los sectores público, privado y social con alcance nacional y que se deben hacer cumplir en nivel local.

“Las empresas que no han suspendido y no son esenciales deben suspender actividades para que las personas no tengan que concurrir en un espacio laboral y hagan el trabajo en casa si se puede, dónde no, quedarán suspendidas las actividades”.

Otra medida de mitigación corresponde a la suspensión de actividades presenciales en el sistema educativo y la interrupción de congregaciones en el espacio público, “ninguna puede ocurrir para hacer efectiva la sana distancia”.

Se suman hospitales privados en Fase 3

Como medida para enfrentar la Fase 3 de la pandemia del coronavirus, Marcelo Ebrard, titular de Relaciones Exteriores (SRE), informó que este 23 de abril iniciará el acuerdo que firmó el Gobierno federal con organismos de hospitales privados para que estos puedan atender a enfermos del sector público con padecimientos o tratamientos diferentes a COVID-19, y con esto los hospitales públicos se enfoquen en atender a pacientes con coronavirus.

En conferencia de prensa, el canciller detalló que en el acuerdo “Todos Juntos contra el COVID-19”, se pondrán a disposición tres mil 115 camas de hospitales privados todos los días sin costo para la población que lo necesite para atender casos de partos, embarazos, puerperio, cesarías, apéndices, complicaciones en hernias, ulceras, endoscopias, entre otros.

“Se trata de un acuerdo con el sector privado que de esta manera muestra su compromiso y su solidaridad con México y con toda la población. Participan la Asociación de Hospitales Privados de México cuyo presidente es Mario González Ulloa; el Consorcio Mexicano de Hospitales Privados que encabeza Javier Potes, y Fundsalud, a quienes hemos encomendado que nos ayude a organizar de la mejor manera este convenio que en síntesis son 3 mil 115 camas todos los días, destinado a atender a personas que, de otros modos, tendría que aprender el sector público, y que ahora los van a tender en hospitales privados sin costo para los beneficiarios”.

Recordó que el pasado 13 de abril el gobierno de México dio a conocer el acuerdo “Todos Juntos contra el COVID-19” celebrado con hospitales privados del país con el propósito de sumar recursos para enfrentar esta pandemia.

Señaló que el acuerdo permite que la población derechohabiente y beneficiaria del Sistema Nacional de Salud Pública o Social, con padecimientos o tratamientos diferentes a COVID-19, sea canalizada a hospitales privados para su atención.

El canciller informó que aquellas personas que necesiten esta ayuda médica pueden llamar al teléfono 800-213-26 84.

Fuente: Informador