Trump anunció restricciones en la frontera para solicitantes de asilo por coronavirus

Precisó que solo quiere permitir los cruces considerados esenciales, para el sector médico, el militar y otros

El presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó este miércoles que negará la entrada al país a todos los solicitantes de asilo debido a la crisis del coronavirus, aunque no planea por ahora “cerrar” la frontera con México a los viajes no esenciales, como ha ordenado hacer en la de Canadá.

“La respuesta es sí, muy pronto, probablemente hoy”, dijo Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, al ser preguntado por si invocará una ley de EEUU con ese objetivo, como adelantó este martes el diario The New York Times.

La medida se aplicará tanto en la frontera con México como en la de Canadá y permitirá a Estados Unidos expulsar del país a los inmigrantes indocumentados sin ningún periodo de detención, ni el debido proceso.

El Gobierno de Trump argumentó al New York Times que, con la medida, busca evitar un contagio del COVID-19 dentro de los centros de detención para inmigrantes en la zona limítrofe con México que pueda afectar también a un gran número de agentes fronterizos, dejando desprotegida la frontera.

El Gobierno de Trump argumentó al New York Times que, con la medida, busca evitar un contagio del COVID-19 dentro de los centros de detención para inmigrantes en la zona limítrofe con México (Foto: REUTERS/Jonathan Ernst)

La medida que activará Trump es la sección 265 del punto 42 del código legal estadounidense, que permite prohibir la entrada de personas “de los países o lugares” pertinentes cuando el director de Salud Pública de EE.UU. determine que hay “peligro grave” de que se “introduzca” en el país una “enfermedad contagiosa”.

Los funcionarios estadounidenses consultados por The New York Times alegaron que muchos de los migrantes que piden asilo llegan enfermos o sin los documentos que acrediten su historial médico.

Cuando se active la medida, en los puertos de entrada oficiales de la frontera con México, los agentes tan solo dejarán entrar a ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes o a los extranjeros de países sin vetos con su documentación en regla.

Trump acordó este miércoles con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el cierre parcial de la frontera entre EE.UU. y Canadá, por la que se bloquean todos los viajes considerados no esenciales, pero el mandatario estadounidense dijo que por ahora no tiene previsto hacer lo mismo con México.

Trump acordó este miércoles con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el cierre parcial de la frontera entre EEUU y Canadá (Foto: REUTERS/Blair Gable)

“No cerramos, no vamos a cerrarla (la frontera con México), pero vamos a invocar una provisión concreta que nos permitirá mayor libertad sobre qué hacemos”, subrayó el presidente.

Trump también aclaró que el cierre parcial de la frontera con Canadá durará de momento “30 días”, como los vetos a la entrada de viajeros desde una treintena de países europeos, y después se decidirá si puede suspenderse la medida.

(Foto: REUTERS)

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo el miércoles que está en comunicación con sus homólogos de Canadá y Estados Unidos para facilitar la coordinación y el intercambio de información respecto a la contingencia por el coronavirus.

El brote, que apareció en China a fines del año pasado, ha dejado más de 204,000 infectados y ha causado la muerte de 8,710 personas en todo el mundo.

(Foto: REUTERS/Carlos Barria)

Donald Trump anunció este miércoles el cierre temporal del tráfico “no esencial” en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, una decisión acordada con el gobierno de Justin Trudeau, en el marco de las medidas para frenar el avance del coronavirus.

“Por consentimiento mutuo, cerraremos temporalmente la frontera norte con Canadá para el tráfico no esencial. El comercio no será afectado”, anunció el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

Estados Unidos reporta al menos 6.500 casos de coronavirus, mientras que Canadá ha registrado cerca de 600 contagios.

El premier canadiense quedó en cuarentena y está gobernando por “teletrabajo”, ya que su esposa arrojó un diagnóstico positivo. Trudeau ha aclarado que no presenta síntomas de la enfermedad. En la víspera, comentó: “No sabemos exactamente cuánto tiempo llevará esto (la epidemia). Podrían ser semanas. Podrían ser meses”.

El lunes, Canadá había anunciado el cierre de fronteras a los extranjeros, pero había dado una excepción a los ciudadanos estadounidenses, debido al fuerte “nivel de integración” de las dos economías. “Casi 200.000 personas cruzan la frontera cada día y ese tráfico es literalmente un salvavidas para canadienses y estadounidenses de ambos lados”, advirtió el martes la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, al referirse a los posibles bloqueos, según la cadena CBC.

(Foto: REUTERS/Christinne Muschi)

Por su parte, Estados Unidos ha cerrado sus fronteras con Europa, China y otros países fuertemente afectados por la pandemia.

El país ya cuenta con casos de coronavirus en cada uno de sus 50 estados.

El estado de Washington, el más afectado de Estados Unidos por la pandemia de coronavirus, con casi la mitad de las muertes registradas en todo el país (55 de 115, según la Universidad Johns Hopkins), es limítrofe con Canadá.

Las dos grandes ciudades de Seattle y Vancouver, la primera en Estados Unidos y la otra en Canadá, están a poco más de 200 km de distancia.

El estado de Nueva York, el segundo más afectado por la pandemia (16 muertos), en el noreste, también limita con Canadá.

Trump cambió esta semana su retórica frente a la enfermedad. Luego de haber intentado mantener la calma y desestimar los riesgos, lanzó una severa advertencia para que la población estadounidense tome los recaudos necesarios. Según la prensa norteamericana, buena parte del giro se debe a la publicación de un duro informe en el Reino Unido sobre el potencial alcance.

Fuente: Infobae