Este fin de semana se verá la “Reina de las lluvias de meteoros”

Es un evento único pues sus meteoros proceden de un asteroide y no de un cometa

Las Gemínidas son una de las mayores lluvias de estrellas del año. Cientos de meteoritos cruzarán el cielo la noche del 14 al 15 de diciembre según el Observatorio Astronómico Nacional (OAN). Pero quien hubiera estado atento al cielo ya habría visto cruzar alguna Geminida, pues el fenómeno comenzó el 4 de diciembre y hasta el día 17 podrá seguir observándose. Tras esta lluvia de estrellas, las Úrsidas serán las encargadas de cerrar el 2019 en la última quincena del mes.

Se trata de una lluvia única porque sus meteoritos no se deben al paso de un cometa, como sudece generalmente, sino al de un asteroide: el (3200) Faetón. El problema es, ¿cómo produce la lluvia si los asteroides no tienen cola y por tanto no dejan un rastro de partículas tras de si?

Según explica Kike Herrero, astrónomo del IEEC, es uno de los pocos asteroides que deja una traza de polvo. “Es un asteroide que tiene algo de actividad cometaria porque pasa cerca del sol”. Así, cada diciembre, la Tierra atraviesa el rastro dejado por el objeto que al entrar las partículas en la atmósfera “hacen llover estrellas”. El debate de donde proviene y de si debe considerarse un asteroide o un cometa sigue abierto.

Esta lluvia de estrellas tiene una actividad alta, con una tasa horaria cenital (THZ) por encima de los 120 meteoros por hora. “Son de las lluvias mas activas del año, incluso más que las Perseidas“, dice Herrero. Tal vez las frías noches de invierno no hayan contribuido a aumentar la popularidad de las Gemínidas.

Según la NASA, esta el fenómeno ha ido aumentando su intensidad desde que fue descubierto en 1833 -fue una de las lluvias más recientes en descubrirse- hasta llegar a los 120 meteoros por hora actuales.

Estos parecen provenir de la constelación de Géminis, de ahí su nombre. Al punto de donde parecen surgir la lluvia se conoce como radiante. Es algo aparente, una ilusión óptica, pues las partículas realmente entran en la atmósfera en paralelo. Se asimila al efecto de las vías del tren, que parecen converger en un punto.

Según la Nasa

Esta lluvia de estrellas ha ido aumentando su intensidad desde que fueron descubiertas en 1833

Géminis se sitúa en el cielo nocturno hacia el sureste, unos 30 grados al noroeste de la constelación de Orión. Es bastante fácil de reconocer gracias a sus dos principales estrellas, Cástor y Pólux. Pero quizás sea más sencillo tomar como referencia la Luna a la hora de localizar el radiante. Según explica la Organización Internacional de Meteoros (IMO) en su página web el satélite se encontrará prácticamente en el centro de la constelación el 14 de diciembre.

A la hora de observar las Gemínidas, “la fase de la Luna desvirtuará un poco su visibilidad”, en palabras de Kike Herrero. El 12 de diciembre ocurrió el plenilunio, tan solo dos días antes del pico de las Gemínidas. Por lo tanto la Luna seguirá muy brillante y hará que los meteoros visibles bajen a unos 20 o 30 por hora. Por lo que, si no queda otra que mirar al cielo cuando el satélite esté presente, mejor hacerlo en la dirección opuesta.

En general para observar mejor las Gemínidas conviene alejarse de lugares con contaminación lumínica, como las ciudades. Cuanto más oscuro sea el cielo, más meteoros se verán y además lo harán durante toda la noche porque el radiante aparece mas o menos al atardecer y se esconde al amanecer, según explica Herrero.

No hace falta usar ningún tipo de aparato como prismáticos o telescopios. Lo importante es observar la mayor cantidad de cielo posible y dejar que los ojos se acostumbren a la oscuridad. La NASA avisa de ir preparados para las bajas temperaturas invernales con un saco de dormir o una manta.

Como no es lo mismo salir a ver las estrellas una noche de verano que una de invierno, existe también la opción de ver las Gemínidas online. El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) retransmitirá el evento desde el Observatorio del Teide mediante el canal sky-live.tv.

Fuente: Vanguardia