La maravillosa imagen que da la vuelta al mundo: una ardilla oliendo una margarita