Murió el músico Celso Peña luego de sufrir un infarto

También fue conocido como “El Rebelde del acordeón”. Siempre destacó por su humildad y por ser un autodidacta, ya que se formó a base de tocar y ensayar

El cantante Celso Piña falleció este miércoles, a los 66 años de edad, luego de haber sufrido un ataque al corazón.

Su familia confirmó la muerte a medios de comunicación que se encontraban afuera del hospital en la ciudad de Monterrey, Nuevo León y a través de redes sociales.

“Papá te amo con todo mi corazón, fuiste y serás siempre el mejor del mundo, no tengo palabras para expresar, no sabes cuanta falta me vas a hacer”, publicó en Facebook su hija, Cecilia Piña Ortiz.

Celso Piña fue pionero en la fusión de sonidos tropicales como base, conjugándolos con todo tipo de géneros populares desde los norteños, hasta sonidero, ska, reggae, rap y hip-hop, entre otros.

Piña nació el 6 de abril de 1956, en Monterrey, lugar donde se hizo famosos por tocar música regional acompañado de sus hermanos Eduardo, Rubén y Enrique, con quienes daba serenatas en el barrio.

En 1980 cuando Celso Piña compra su primer acordeón para introducirse al mundo del vallenato, con largas horas de ensayo y esfuerzo, esto sucede en la popular colonia Independencia, la cual tiene una cumbia llamada “Mi colonia Independencia” y en la zona del Cerro de la Campaña.

En los ochenta decidieron cambiar de estilo musical y comenzaron a tocar música tropical. Después de escuchar a los ilustres Aníbal Velásquez y Alfredo Gutiérrez durante un baile de cintas, decidieron entrar de lleno a la música vallenata, y así formo su propia banda “Celso Piña y su Ronda Bogotá”.

Gracias mi Gabo por hacerme el favor de compartir ese hermoso pueblo que creaste, y por dejarme cantar un pedacito de tus cien años.“, escribió en su cuenta de Twitter el músico un día que el colombiano bailó una de sus piezas.

En el 2003 me topé a García Márquez en el Museo de Arte Contemporáneo allá en Monterrey, el Marco; de ahí empezó su interés de cómo se debe tocar el acordeón, la caja y la guacharaca. Como yo se lo dije, entonces le impactó lo mío y creo que de seguro pensó: ¡Pero si yo vengo de donde está la crema y nata de la cumbia y del vallenato, y mira qué bueno es este pelao de aquí del norte…!“, dijo en entrevista con la revista Proceso.

En 2014 llevó por primera vez su música a España con un disco que incluía temas dedicados a García Márquez, a quien además ofrendó la presentación de esta producción, el 17 de mayo de ese año, en la Plaza Condesa de la capital mexicana.

“En 2011, me invitaron al cierre del Festival Internacional de Barranquilla, donde fui recibido por Aníbal Velázquez y Alfredo Gutiérrez, cuyos discos inspiraron mi música. Por eso, cuando los vi, les agradecí por ser mis maestros virtuales”, dijo en 2014 a el diario El País.

Fuente: Infobae