Récord Guinness por la “Mentada de Madre más Grande del mundo” en Jalisco

Unas 5 mil personas se reunieron para superar los 122 decibeles al gritar al unisono una “megamentada” al gobernador Emilio González Márquez

Unas 5 mil personas impusieron en 2012 en la Plaza de Armas del Centro Histórico de Guadalajara, Jalisco el Récord Guinness a la “mentada de madre” (insulto verbal) más grande del mundo, una de las mayores ofensas para los mexicanos, que abrió una nueva categoría en este libro.

El récord se logró después de que los habitantes superaran los 122 decibeles de ruido, al gritar al unísono “Emilio, chin… a tu madre“, en referencia al entonces gobernador del estado de Jalisco, Emilio González Márquez.

Jaime Hérnandez, representante de la Asamblea de Redes y Movimientos Sociales, una de las organizaciones convocantes, afirmó que fue la primera vez que un grupo de ciudadanos se reúne para “mentar la madre”, por lo que se impusó también esta nueva categoría en el libro de los Récord Guinness.

Hasta ese momento no se tenía registro de ningún récord de esa índole, por lo que Récord Guinness estableció un parámetro mínimo de 120 decibeles del que los organizadores pudieran partir para dejar la marca, hasta que esta sea superada.

La reunión para imponer la marca fue promovida por organizaciones civiles con la intención de “despedir” al gobernador, que ese año concluiría su mandato de seis años.

En abril de 2008, durante un evento público, González Márquez insultó con un “Chin… a su madre” a quienes lo criticaron por donar 90 millones de pesos (6.5 millones de dólares) para la construcción de una Iglesia católica.

Durante su mandato, el gobernante se vio envuelto en diversas polémicas al declarar que los matrimonios entre homosexuales le daban “asquito” y al mostrarse contra la posibilidad de que estos puedan adoptar un hijo.

Las organizaciones civiles realizaron antes una manifestación que llegó hasta el palacio de Gobierno, en el que mostraron mantas con frases como “Emilio, me saludas a la tuya” para protestar lo que consideraron “el mal gobierno” de González Márquez.

Fuente: El Universal