¿Multar a quien tire basura en la vía pública?

En ocasiones hay motivos para pensar que a Guadalajara llega todo cien años después. Cuando algunos políticos pretenden presentar a la ciudad como una ciudad creativa, innovadora y de vanguardia, lo menos que uno puede hacer es sonreírse. Seguramente pertenecen a esa clase de tapatíos que aún piensan que el universo termina en el periférico. ¿Por qué le digo esto?

Resultado de imagen para multa por tirar basura

Pues porque en las áreas más elementales de la Administración de la ciudad tenemos un rezago notable. Mientras toda ciudad moderna muestra un manejo más o menos eficiente de la basura, en Guadalajara, cientos de conductores se deshacen de ella tirándola por la ventana. Sus habitantes sacan todos los días de sus domicilios una cantidad impresionante de basura en bolsas de plástico y las depositan en las calles. Si no somos capaces de solucionar algo tan elemental como evitar la basura en la calle, ¿cómo pretendemos presumir de un alto desarrollo en “innovación”? ¿Dónde está el tapatío de vanguardia, cuando lo único que logra hacer con la basura es arrojarla a la vía pública?

En las sociedades del mundo civilizado arrojar basura en el espacio público es un verdadero delito. Es un agravio a los demás. Una ofensa a la ciudad y a sus habitantes. Es muestra de barbarie, de falta de la más elemental educación. La basura en la calle es fuente de contaminación y foco de infecciones. La basura en las calles deteriora nuestro nivel de vida y refleja lo que somos: ciudadanos indiferentes a su entorno urbano. La basura en las calles imposibilita la belleza urbana y arruina cualquier gusto estético por los edificios históricos. La basura en las calles es la muestra de lo peor de nosotros mismos.

Resultado de imagen para basura guadalajara

Por todo esto y más, en todas las ciudades civilizadas tirar basura en la vía pública es motivo de fuertes multas. En California, hacer esto lo hace merecedor de una multa de 25 dólares y en Alemania tal acto le puede costar hasta 5,000 pesos. Tirar basura en la calle es un atentado al principio fundamental en el que se sustenta la sociedad moderna: la respetuosa convivencia en un espacio agradable y sano.

En el mundo civilizado, quien no quiera entender esto y tira la basura en las calles es considerado como un verdadero delincuente, como un sujeto indigno de pertenecer a la comunidad.

Todas las Administraciones municipales de Guadalajara, en el pasado, han tratado de convertir la ciudad en un entorno limpio, pero sus esfuerzos no han tenido mucho éxito. La solución hasta ahora ha sido concesionar el servicio de recolección de basura y pedirle al ciudadano que todas las mañanas coloque su basura cotidiana en las banquetas, para que “el carretón” se la lleve. Y para deshacerse de la basura en la vía pública se han colocado unos basureros “inteligentes”, que casi siempre están llenos.

En muchas ciudades ocurre algo parecido, pero las políticas medioambientales contemplan prácticas adicionales para reducir las toneladas que se recogen a diario y evitar la construcción de depósitos que causan un daño terrible al medio ambiente.

Resultado de imagen para basura guadalajara

En primer lugar, se parte de la idea de que gran cantidad de basura puede ser reciclada. Para ello, los ciudadanos deben separarla de forma que vidrio, fierro, papel, cartón y plástico puedan ser reutilizados. Desde hace décadas estamos conscientes de la necesidad de que esto ocurra, pero hemos sido incapaces de diseñar un sistema que lo ponga en práctica. Además, no solamente hay que separar la basura en orgánica e inorgánica, hay que limpiarla antes de tirarla.

Hay que mencionar que la venta de los productos destinados al reciclaje significa un ingreso extra para las ciudades nada desdeñable. Pero, en México preferimos que los pepenadores hagan el negocio y no las Administraciones municipales.

Algunas ciudades europeas colocan en puntos estratégicos contenedores en que los ciudadanos depositan una vez por semana desechos reciclables. Los hay que reciben vidrio verde, vidrio café o incluso papel aluminio limpio. Otras, colocan además contenedores para depositar ropa usada que va a parar a la Cruz Roja o a organizaciones de asistencia social.

En segundo lugar, estas ciudades fomentan la conciencia de que es sumamente importante evitar la generación de basura. Blanco especial de esta cruzada son las bolsas de plástico que causan un enorme daño al medio ambiente, pues su degradación dura cientos de años.

Para evitar malos entendidos, hay que aclarar que cada ciudad debe buscar su propia solución conforme a sus costumbres y posibilidades. Lo que no puede hacer es permanecer en la parálisis. Ya es tiempo de que Guadalajara diseñe un sistema de recolección de basura eficiente, eduque a sus ciudadanos en la separación de basura y multe a la persona que tire desperdicios en la vía pública.

No entiendo la benevolencia con la que se trata al ciudadano incapaz de entender las reglas básicas de la vida urbana. Es absurdo continuar teniendo consideraciones para aquel que hace de la ciudad su muladar y que piensa que la limpieza es responsabilidad del “gobierno”. Algo de razón tenía el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, cuando afirmaba que la tolerancia a los pequeños delitos abría la puerta a los grandes (Giuliani, por cierto, hizo de su ciudad la urbe más segura de los Estados Unidos). Así que la respuesta a la pregunta que encabeza la columna debe ser sí. Sí a las multas. Ya era tiempo.

Fuente: Milenio

Mexico vs Chile EN VIVO

45 lugares turísticos de México que tienes que visitar

/
México tiene tantos atractivos turísticos, que escoger solo…
8 Pueblos Mágicos Jalisco
guachimontones como llegar
Despertar en medio del bosque, en la comodidad de una cabaña y al calor de una chimenea; además recorrer caminos naturales y apreciar la majestuosa Sierra del Tigre. Son algunas de las cosas que puedes disfrutar cuando visites Mazamitla.
Date un chapuzón en las pozas de aguas termales de Tonalá
playa alberca salada
cascada cola de caballo